El seguro de cancelación. Aspectos a considerar en su contratación | Camprovín y Brun Abogados

El seguro de cancelación. Aspectos a considerar en su contratación.

Desde el blog de Camprovín y Brun Abogados os orientamos en los aspectos que entendemos debéis valorar de cara a la contratación de un seguro de cancelación de viaje o vuelo

En nuestra contratación anticipada de viajes y vuelos, y más en época veraniega,  nos suele ser ofrecido el denominado seguro de cancelación, cuya adquisición debemos valorar. Sus coberturas y condiciones en ocasiones no parecen las publicitadas, y hemos de analizar su contenido para saber en realidad qué se nos está ofreciendo y a qué coste, además de cuál es la real indemnización que se nos otorgará para valorar si su importe compensa la posible compensación económica a obtener.

Debemos distinguir en primer lugar entre un seguro de cancelación y un seguro de anulación.

El de anulación nos compensará por la supresión de un vuelo  por parte de la compañía aérea. En tal supuesto, a nuestro parecer, nos debería ser reintegrado tanto el importe del billete como el importe del propio seguro de cancelación. En tal sentido, se pronuncia una reciente sentencia del Juzgado de lo Mercantil 3 de Huesca frente a una popular aerolínea de bajo coste, obligando a la citada mercantil a reintegrar el importe de la prima de seguro de anulación, que supone, según la resolución “una cláusula abusiva y un enriquecimiento injusto al apropiarse de una cuantía que no responde a servicio efectivamente prestado”. Podéis leer el texto de la sentencia en el siguiente enlace  http://www.poderjudicial.es/search/openDocument/1d6f337678baf5f5

El seguro de cancelación es referido a que el impedimento para poder viajar sea del particular, es decir, del asegurado en la póliza. Debemos analizar por tanto los supuestos garantizados por este seguro y, obviamente, las exclusiones que pueda contener, o las estrictas exigencias de cara a la tramitación de la posible indemnización por la necesidad de cancelación de un viaje.  Debemos analizar las causas de cancelación que son indemnizables, y que dependen de cada póliza pero suelen incluir enfermedad grave del asegurado o de un familiar hasta el segundo grado, intervenciones quirúrgicas y cuarentenas, siendo casi todas las causas de carácter médico. Estas causas han de ser justificadas, avaladas con informe médico, y casi con total probabilidad la aseguradora nos hará presentar también un documento de “no-show” de la compañía aérea y otro del coste de la cancelación de la agencia de viajes, que deberá solicitar el propio asegurado. Además, una exclusión muy habitual es la de preexistencia de la enfermedad que ha dado lugar a la cancelación, por lo que deberemos tenerlo en cuenta a la hora de la contratación.

Hay que prestar especial atención igualmente a la indemnización que se prevé en póliza, dado que la mayoría aplican una franquicia por siniestro a cargo del asegurado, y excluyen costes como los de tasas aéreas o combustible de la indemnización. La mayor parte de las compañías ya trabajan con plataformas informáticas para obtener esas indemnizaciones, en las que se nos va a exigir la aportación de toda la documentación antedicha.

En conclusión, debemos poner en la balanza el coste de un seguro de cancelación o anulación con la indemnización que podríamos obtener y las causas cubiertas, a fin de tomar la decisión de contratarlo o no, y así mismo, para el caso de que hayamos abonado el importe del viaje con tarjeta de crédito, verificar que esa tarjeta no lleve ya aparejado un seguro de estas características, pues en tal caso contaríamos con un doble aseguramiento que encarecerá el coste de nuestro viaje.

Camprovín y Brun Abogados

Este artículo tiene 0 comentarios

Comments are closed.